De vuelta al trabajo

Después de 80 días, hoy he vuelto al trabajo. Es que ayer lunes era fiesta en Barcelona.

Y debo decir que tenía muchas ganas, en parte por recuperar un poco la cotidianidad, y por otra parte porque  me encanta mi trabajo. Es verdad que muchas veces me quejo, por el sueldo, por el  estado del material, porque ya no tengo edad de ir por ahí cargando una cámara y un trípode …. El derecho a la pataleta y esas cosas.

Pero en realidad son quejas por las condiciones, pero no por el trabajo en sí, en eso soy muy afortunada.

Creo que ya os había dicho que soy periodista, más en concreto redactora ENG, una persona que puede ejercer tanto de redactora, como hacer la parte más técnica de grabación y edición de vídeo. Cuando se lo comento a alguien que no me conoce me miran con sorpresa y dicen ¡vaya, qué guay! , y es verdad, pero no por los motivos que se imaginan (supongo que lo del periodismo suena muy glamuroso)

Trabajo en un informativo de proximidad, de una televisión local. Me encanta el contacto con la gente, poder dar voz a proyectos y personas que normalmente no tienen cabida en informativos más generalistas, y no porque no sean interesantes sino porque hay temas de más repercusión.

Llevo más de 20 años “haciendo la calle” en uno de los distritos más interesantes de Barcelona, Ciutat Vella. He tenido acceso a lugares a los que mucha gente nuca podrá entrar, y he aprendido infinidad de cosas. De hecho no sería quien soy si no llevase tantos años trabajando en esas calles.

Foto: Mar Ortuño

En Ciutat Vella  pasa todo, desde la política autonómica a la municipal, los grandes equipamientos públicos, los museos, el turismo. Pero lo más importante de este distrito es su gente.

Porque en Ciutat Vella hay vecinos, se que parece una obviedad, pero es que una vez unos guiris me preguntaron a qué hora cerraba el barrio Gótico.

Los vecinos de Ciutat Vella  han visto sus vidas alteradas por el éxito turístico de la ciudad y siguen luchando por que sus barrios sean barrios. Redes vecinales que consiguen sostener realidades muy difíciles, gente luchadora y comprometida que no se rinde. Y yo soy afortunada porque desde ese informativo pequeñito, que apenas dura 15 minutos, puedo darles voz.

Nunca ganaré un premio, ni seré famosa, ni falta qué me hace. Porque no hay nada que me haga más feliz que me den las gracias por colaborar con ellos o encontrármelos  por la calle y que me saluden con un abrazo.

Lo único malo es que ahora aún tardaremos un tiempo en abrazarnos.

2 comentarios sobre “De vuelta al trabajo

  1. Tuve la suerte que me dejaras acompañarte durante un tiempo y fue una gran experiencia para mi, que si no fuera porque ahora estoy más lejos y con más líos volvería a repetir contigo encantada. También aprendí mucho. Gracias

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.